Semblance / Video

LOURDES ALMEIDA

-La fotografía como medio técnico ofreció una nueva experiencia a la humanidad a partir del siglo XIX pero ya en el siglo XVI era un recursopara los artistas. ¿Cómo podemos entonces entenderla en el siglo XXI? ¿Cuál es su status, su valor, su especificidad…? ¿La fotografía es unacto técnico-tecnológico, documental, placentero o artístico? Abarca
los cuatro estadios. Es un recurso o medio de asistencia para todaslas disciplinas. Es una herramienta fundamental para la historia. Es un acontecer anecdótico y hasta se puede decir vertical en la procreaciónde las generaciones. Motiva el intercambio de percepciones de unamisma situación u objeto. Se desarrolla independiente en la creación autoral y converge en la era de las técnicas mixtas con autoridad y muchos recursos.

La integración de movimiento y sonido han expandido multiplicado su campo y le han quitado los límites rígidos. Decir fotografía hoy no esalgo enmarcado y estático sino que además puede ser intervenido demuy diversas maneras.

Sintetizando, la fotografía se autosuperó.

El fotógrafo puede ser artista o no. Lourdes Almeida lo es en toda la intensidad de ambas expresiones. Su capacidad técnica ha descollado hasta llegar a ser invitada a intervener en cinematografía y con eso obtener dos Arieles –la mayor distinction en el

cine mexicano con unnivel equiparable al del Oscar. Esa misma calidad está presente en los libros a los que ha aportado su lente reproductor. Y en cuanto a lasartes visuales, Lourdes Almeida es una creadora de estilo personal.En la etapa de la fotografía tradicional, sus enfoques y temas no olvidaron la femineidad, la tradición, la familia. Lourdes es una de las tempranas figuras que disfrutan y aportan con la foto polaroid y la expanden a entrecruzamientos inesperados. Cuando decide entrar a lo digital, es para asumirlo y complementarlo.

Por la actividad estética, Lourdes es una autora de objetos bi y tridimensionales en los que la fotografía subsume la reproducción a la base de lanzamiento de nuevas propuestas. Instalaciones aisladas, secuenciales, temáticas, la constituyen una de las estípites
del arte mexicano coetáneo.

Lo híbrido conjuga en su trabajo desde hace un par de décadas si bien el sustrato es barroco. En ese mismo sentido acontece el color en su obra. Lo blanco y negro es de elegante riqueza. La incursion de los otros colores son mexicanamente explosivos. El atrevimiento es el don de las artes y en Lourdes Almeida existe.